Silla Eames

Eames, las sillas de diseño más conocidas

Como mantener el cuero de una Eames Leather Lounge

May 30, 2015

El diseño  de mobiliario siempre ha sido algo que ha llamado la atención desde hace mucho tiempo y dentro de los grandes diseñadores de los últimos años, especialmente del pasado siglo XX, se encuentran Charles y Ray Eames, creadores de la mítica silla que lleva su apellido.

Se trata de una silla que desde que fue lanzada al mercado ha gozado de una fantástica aceptación por parte del público de todo el mundo, siendo hoy considerada como un auténtico icono del diseño de mobiliario.

Es tal su fama que en el mercado podemos encontrar desde las sillas originales, las reproducciones autorizadas y, desgraciadamente, las imitaciones, lo que deja constancia de la gran importancia y reconocimiento con el que cuentan estas sillas.

Silla Eames en versión de piel

Desde que fuesen lanzadas en el año 1956, su diseño no ha sido cambiado, por lo que podemos imaginarnos el estupendo resultado que dan las sillas Eames. Una de las más conocidas es la Eames Leather Lounge Original, otra de las sillas que no ha cambiado de diseño desde que fue lanzada.

Esta silla es una de las más codiciadas, siempre que sea original, algo que será objeto de coleccionismo dentro de muy poco si no lo es ya. Si eres el afortunado o afortunada de tener una, posiblemente te interese saber cómo puede darse el mejor cuidado al cuero con el que cuenta.

Mantener el cuero de esta silla es una labor sencilla pero deben seguirse determinados pasos para que dé el mejor resultado posible y quede estupenda. Comenzaremos con un paño suave, pasándolo por encima para retirar cualquier resto de polvo, un cepillo de cerdas muy suaves para los restos que puedan estar adheridos y posteriormente pasaremos el aspirador por sus hendiduras para recoger el máximo de suciedad que pudiese tener la silla Eames, especialmente entre las almohadillas de cuero y también la madera de la zona de los brazos.

Cuando lo hayamos hecho utilizaremos un jabón muy suave disuelto en agua en una proporción de medio litro de agua templada con un tapón de este jabón. Utilizaremos un paño que no suelte pelusa, lo humedeceremos y limpiaremos todas las zonas del cuero de la silla, sin importar si genera demasiada espuma. 

Para asegurarnos que no queda nada de espuma o restos de jabón, pasaremos otro paño humedecido para recoger el posible excedente. Tras ello dejaremos que el cuero se seque en el ambiente sin aplicar ningún utensilio para su secado.

Si queremos un acabado mucho más profesional, cuando hayamos terminado con este punto podemos proceder a aplicarle protector especial para cuero, algo que podremos adquirir en una tienda especializada en tresillos y sillones de piel por ejemplo.

Adquiriremos un producto que se adapte a la perfección a lo que vamos a tratar. Aplicaremos el producto siguiendo siempre las recomendaciones del fabricante o en su defecto las del vendedor y conseguiremos mantener el cuero siempre en el mejor estado posible.

Para finalizar, cuando se nos ha caído algún producto en la silla Eamer Leather Lounge o cualquier sillón o tresillo de este mismo material, hay que limpiarlo rápidamente, especialmente si se trata de algún derrame de líquido con azúcar o si tiene una base oleaginosa dado que si se deja tiempo puede penetrar en el tejido y afectar a las propiedades de éste, siempre utilizando jabón suave y agua templada. En el caso de aceite hay que dejar una tela seca encima para que absorba el máximo aceite posible y el resto pueda ser retirado con la solución de agua jabonosa; de esta forma tendremos la silla Eames en el mejor estado de conservación posible en todo momento.

Go Back

Comment