Silla Eames

Eames, las sillas de diseño más conocidas

Sillas eames

May 12, 2015

No hay nada como tener una buena decoración en casa y hoy en día contamos con muchas propuestas en cuanto a muebles con las que dar un toque muy especial a cualquier estancia de nuestro hogar, independientemente del estilo que predomine en él. Sofas Chester, sillas Eames o diferente mobiliario de diseñadores como Le Corbusier o Mies Van der Rohe entre muchísimas otras opciones.

Actualmente lo que se suele predominar en las casas más modernas son los estilos mixtos, donde se entremezclan diferentes tendencias decorativas, pero para ello hay que tener cierto gusto si no se quiere tener una mezcla un tanto rara, pero con un buen asesoramiento se pueden conseguir espacios completamente funcionales, de tonos claros para dar más amplitud y luz a la estancia, sin recargar demasiado la habitación pero tampoco sin que quede minimalista.

 

Por ejemplo, las conocidas sillas Eames, son algunas de las más buscadas actualmente y en el mercado podemos encontrarlas totalmente originales (con el precio que conllevan) o réplicas. Pero… ¿qué son las sillas Eames? Se trata de sillas clásicas cuyo diseño se remonta a mediados del siglo XX y desde entonces han tenido una fantástica acogida, no solo por su diseño sino por su funcionalidad y sencillez.

Uno de los puntos más destacados de las sillas Eames es su estilo y diseño, cuando fueron presentadas a mediados del siglo pasado fueron un verdadero éxito, todo el mundo quedó sorprendido del innovador aspecto que tenía frente a las sillas más modernas de la época, lo que le granjeó a sus diseñadores, Charles y Ray Eames, un gran reconocimiento en todo el mundo, equiparable al de otros diseñadores de muebles muy famosos del momento.

Se trata de sillas elegantes y que pueden tener infinidad de colores y gracias a estas características pueden quedar bien en cualquier ambiente de nuestro hogar, pero no solo para casa sino que estas sillas son tan sumamente versátiles que pueden ser utilizadas también en la oficina o cualquier otro negocio como por ejemplo un local de hostelería, lo que demuestra la gran flexibilidad que nos encontramos con este diseño de silla.

En sus orígenes las sillas Eames fueron fabricadas en  fibra de vidrio, un material muy moldeable y con una característica muy conocida por todos, su gran resistencia al uso y al tiempo, aunque delicado. Por ello se tomó la decisión de hacerlas de otro material como el polipropileno teñido (técnicamente conocido como PP) y de esta forma se convirtió en la primera silla plástica fabricada en serie.

¿Por qué hay réplicas de sillas Eames?

Normalmente, para hacer una réplica de cualquier cosa deben pasar dos cosas, tener la licencia del autor o diseñador original de determinado objeto para poder hacerlas, cosa que no ocurre siempre, o que la patente haya expirado, como es el caso.

La patente de las sillas Eames era tan solo de 50 años, lo que hace que la ley permita que puedan fabricarse réplicas prácticamente iguales al modelo original, las cuales son ya hoy en día todo un icono del diseño de muebles, pero en lugar de tener un precio tan caro como el que pueden llegar a tener las sillas originales, podemos contar con precios más asequibles.

El hecho de que sean réplicas no está reñido con su calidad, muchas de las réplicas actuales tienen los mismos materiales que las sillas originales, es decir, plástico para el asiento y las patas y estructura que las sujeta fabricadas en madera de haya, con lo que se consigue una silla de diseño, cómoda y muy resistente por mucho menos dinero del que podemos llegar a imaginar. 

Go Back

Comment